Parterre francés del Parque del Retiro

El jardín del Parterre se construyó durante el reinado de Felipe V (1724-1746) en el emplazamiento de otro jardín, el Jardín de las Ocho Calles u Ochavado, formado por 8 calles que se cruzaban en una plaza circular.

El Parterre es uno de los rincones más visitados del Parque del Retiro. El público que transita por sus caminos y se sienta en sus bancos encuentra un espacio abierto y tranquilo donde relajarse. Y también para hacer fotos vistosas, porque este es uno de los lugares más fotogénicos de todo el recinto.

El Parterre se ubica en el lado oeste del parque, con entrada por la puerta de Felipe IV. Su rectángulo forma un eje que discurre desde el Casón del Buen Retiro hasta la Fuente de la Alcachofa y el Estanque Grande.

En los jardines del Parterre uno se siente en un lugar diferente, un poco extranjero. Algo parecido a cuando vamos a visitar un palacio europeo, sobre todo si es francés. Y es que este jardín tiene mucho de afrancesado. Uno se pierde por las líneas perfectas que trazan sus caminos, la rectitud de sus setos recortados, las sombras de unos cipreses moldeados con formas caprichosas.

Comparte en tus redes

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email

Descubre otras entradas del blog