Parterre del Retiro

Debido a su abandono tras los destrozos provocados por las constantes guerras, un siglo después, durante la invasión francesa (1808-1814), Francisco Viet, jardinero mayor de los Jardines del Campo del Moro, se encargó de su remodelación. Se levantó el muro de contención y un mirados, también se incluyó una fuente de ladrillo y piedra, así como otras dos fuentes a los lados, que prevalecen en la actualidad.

La Puerta de Felipe IV, la entrada monumental más antigua al parque del retiro, se instalaría hasta 1922 fruto del traslado de la, hasta entonces, conocida como Puerta Mariana de Neoburgo, que estaba emplazada entre el Museo del Prado y la iglesia de san Jerónimo el Real.

La última reforma se ejecutó tras la Guerra Civil (1936-1939), y consistió en añadir o modificar elementos botánicos, conel fin de engrandecer el lugar.

En un lado del Parterre, a la izquierda según entramos por la puerta de Felipe IV, se encuentra el ahuehuete. De este árbol, conocido por algunos como Ciprés Calvo, dicen que está ahí desde antes de la reforma que dio lugar a estos jardines. Más aún, podría ser inquilino de este lugar desde el mismo momento de la fundación del Parque del Retiro.

Comparte en tus redes

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email

Descubre otras entradas del blog