Archives for abril 20, 2020

Escuchar un concierto

Situado muy cerca de la entrada de O’Donnell, este singular quiosco de la música acoge con cierta periodicidad conciertos de la Banda Sinfónica Municipal de Madrid. Es muy célebre el ciclo “Bandas al fresco”, que programa conciertos gratuitos de agrupaciones musicales de toda España los domingos a mediodía.
Se celebra desde mayo hasta septiembre.

Es este quiosco de música uno de los escasos restos de lo que fue la denominada Zona de Recreo del Parque del Retiro, establecida en este sector en 1905 para suplir la misión que hasta entonces tenían los célebres jardines públicos del Buen Retiro de la Plaza de la Cibeles.

Se trataba de una zona cercada y solamente accesible desde la Puerta de Hernani, cuya entrada era de pago, pues estaba arrendada la zona a un particular. En sus primeros años tocaban en el primitivo quiosco bandas militares y la denominada Sociedad de Conciertos dirigida por el maestro Ricardo Villa, lo que explica el nombre de la glorieta donde se ubica.

El césped fue cambiado recientemente, en el año 2004, por otro adoquinado perimetral, aprovechando la reforma para plantar un nuevo arbolado (tilos) y adecentar los castaños existentes.

En 1906 el Ayuntamiento convocó un concurso para una nueva explotación, obligando al concesionario a construir un nuevo quiosco de música con capacidad para cien profesores de orquesta, siendo aceptada la solicitud de Augusto Comas, quien presentó un proyecto de reforma de toda la zona firmado por el arquitecto Carlos Le Grand, tal vez el autor del templete.

Descubre los artistas callejeros del parque

Son muchos los artistas que exhiben sus habilidades dentro del Parque del Retiro. Te los irás encontrando según vayas paseando por sus avenidas. Hay quienes se muestran como excelentes caricaturistas, otros se convierten en estatuas imposibles que retan la gravedad, los hay que hacen juegos de magia y malabarismos y hasta quienes sacan el violín o el arpa para inundar el entorno con los acordes de la música clásica.

Pasear por el parque del Retiro significa también encontrarse con expresiones artísticas menos institucionalizadas: el arte callejero. Cuidadas estatuas que, en realidad, están vivas, retratistas dignos de un barrio parisino, mimos y magos, marionetas y titiriteros, malabaristas, y, por supuesto, músicos.
No los confundamos con mendigos, por que tengan un cesto con monedas a sus pies. Estos artistas, muchas veces a cambio de la voluntad, brindan más que una sonrisa a quienes se cruzan con ellos.

El Retiro es uno de los puntos de Madrid donde se concentran runners y patinadores, además se puede pasar un rato remando en el estanque o tumbado en el césped, el parque del Retiro es un lugar donde encontrarse con el arte, pero, sobre todo, con la vida.

Recibir clases de patinaje

En el Parque del Retiro se patina desde el siglo XIX. Aunque ya no pueda ser sobre hielo, el Paseo de coches siempre está lleno de patinadores que ruedan sea cual sea la estación. Y para los que todavía no han gozado de esta experiencia y quieren aprender, tienen a su disposición a los profesores de Madrid Patina, por cuyas verdes aulas ya han pasado 12.000 alumnos.

Los madrileños llevamos dos siglos patinando por el Retiro. En el XIX ya era una de las aficiones preferidas de nuestros tatarabuelos. Tanto sobre pista como sobre hielo. Ahora, debido al «cambio climático», el estanque del Palacio de Cristal ya no se hiela y es imposible patinar “en frío”, como en el Central Park de Nueva York. Pero en el Paseo de Coches, cada día, sea verano o invierno, cientos de patinadores sienten cada día esa libertad de poder rodar bajo el cielo de Madrid.

Hay clases de lunes a jueves y los sábados y domingos. Existen varios niveles (básico, medio, avanzado y experto), pero si quieres conocer el tuyo puedes pedir una clase de prueba gratis.

Todos los meses organizan rutas turísticas por Madrid, con los permisos oficiales y con apoyo de los servicios municipales. El objetivo es que el patinaje sea un medio de transporte seguro, viable y ecológico.

Visitar el Palacio de Cristal

El Palacio de Cristal de El Retiro es uno de los mejores ejemplos de la llamada arquitectura del hierro en Madrid.
Su planteamiento original,fue como un gigantesco invernadero para albergar plantas tropicales con motivo de la Exposición de Flora de las Islas Filipinas, celebrada en 1887, actualmente es una de las sedes del Museo Reina Sofía, que acoge varias exposiciones temporales.

Merece mucho la pena disfrutar de este magnífico palacete con estructura de hierro y cristal. Si puedes, accede a su interior. La entrada es gratuita y suele albergar exposiciones o instalaciones de arte contemporáneo.

El edificio, fue levantado en 1887 por Ricardo González Bosco.
En 1975 se realizó una reparación integral que le devolvió su aspecto original.
¿Su función inicial? Albergar plantas tropicales. Y si os interesa el arte contemporáneo, acércate hasta el vecino Palacio de Velázquez, donde podrás disfrutar de una exposición interesante, también a cargo del Museo Reina Sofía.

Un paseo en barca

Construido entre 1634 y 1636 por el arquitecto Cristobal de Aguilera, este estanque fue el corazón del jardín del palacio de recreo del Buen Retiro y ha servido para acoger espectáculos acuáticos, como batallas navales o naumaquias, y los paseos en barca de los reyes y su corte.

Es una de las actividades clásicas del Parque del Retiro. Junto al Embarcadero del Estanque, situado en el paseo de Colombia, Actualmente, el estanque ofrece varias actividades, como barcas de remo (dos de ellas accesibles para personas en silla de ruedas), barco solar (accesible para silla de ruedas) y aula solar y la Escuela Municipal de Piragüismo, dirigida a niños y jóvenes entre 7 y 17 años.

El precio es de 6 euros si acudes un día laborable y 8 euros si lo haces durante el fin de semana o en una jornada festiva.
Las taquillas abren a las 10 de la mañana y su hora de cierre, según la época del año, varía desde las 17.30 a las 20.30h.

Visitas guiadas al Parque del Retiro

El Ayuntamiento de Madrid programa, desde mayo hasta finales de octubre, organiza visitas guiadas por el interior de este histórico recinto ajardinado, que formó parte del dominio de los reyes de España hasta 1868. Dichos itinerarios se realizan los viernes, sábados y domingos, a las 17 horas, de esta forma divulgan la historia y los valores de este recinto.

Nos enseñaran los secretos de este parque emblemático, y durante el recorrido, visitareis el Mirador del Monumento a Alfonso XIII, que fue levantado en 1902 por suscripción popular. La estatua ecuestre que lo corona es obra de Mariano Benlliure y bajo la misma, se encuentra un mirador de 360 grados desde el que se disfruta de unas preciosas vistas.
Las reservas de entradas se realiza a través de la web madrid.es.

En la actualidad existen mucho operadores que realizan este tipo de actividades, lo que hace posible que toso el mundo pueda disfrutar del Parque del Retiro Madrileño,